1. Reduce tu impacto ecológico y ahorra energía. Apaga las luces cuando te vayas de una habitación. Utiliza bombillas y electrodomésticos de bajo consumo.

2. Ahorra agua. Cierra el grifo mientras te cepillas los dientes o afeitas. Dúchate en vez de bañarte y comprueba que no haya fugas en tus cañerías

3. Haz viajes “verdes”: comparte el vehículo, utiliza los transportes públicos o la bicicleta.

4. Rechaza el uso excesivo de embalajes e intenta reutilizar y reciclar siempre que sea posible. Utiliza bolsas de tela y vasos y cubiertos reutilizables. Evita las botellas de plástico.

5. Clasifica la basura. No olvides poner la basura en la caneca y en la bolsa que corresponda.

6. Utiliza el papel inteligentemente. No desperdicies las servilletas, ni las toallas de papel. Utiliza las hojas por ambos lados

7 Reduce tu consumo. No compres cosas que realmente no necesitas.